18 enero 2007

LA VERDAD Y SU VALENTIA


Somos humanos y tal como dice el dicho “Errar humanum est”… sin embargo, la parte difícil es la divina…
Cuando una persona importante para ti, tu pareja, una gran amiga, un familiar o quien sea a quien tú quieres mucho, te falla, el dolor que eso causa es muy agudo…
El tiempo que transcurre para dejar atrás ese dolor, se hace eterno. Cuando la –o las- personas intentan superar esa situación y restablecer las confianzas, las cicatrices andan por ahí… acechando, recordando.
Sólo la posibilidad de que la sinceridad se restablezca, hace posible los reencuentros entre dos personas que conservan sus sentimientos.
Y siempre en cualquier situación, la VERDAD debe ser nuestra brújula.
La VERDAD y su VALENTIA.

12 comentarios:

Don Chere® dijo...

Lo jodido es juntar la valentia para enfrentar esa verdad...esa wea a veces es imposible de lograr.

Cuídate chica.-

Anita dijo...

Mi terapeuta favorita siempre nos pone temas para pensar!
Y con lo cansada que ando...quedándome dormida en todas partes... :(

Linda, la verdad!
Siempre con la verdad!
Sinceridad, es lo más puro que podemos entregar al ser amado. No engaños.

Y si uno mete la pata, hay que aperrar, pero con la verdad.

De no ser así, yo no perdono.

Rica la música, voy a buscar mi pololo para bailar.....jejeje

Anita enamorada.

viveydv dijo...

Buff, es complicado. A veces no es mentir, es callar. Creo que prefiero una mentira a un silencio. Hay golpes que ya no resisto.
Y sí, es difícil perdonar, olvidar, pero si ese amor es verdadero, TODO se perdona y se olvida. Si no, toca reflexión.

genesingrid dijo...

Ufff, fuerte el tema...cierto que errar es humano, cierto que los reencuentros son divinos, cierto que la verdad y la valentía son el impulso para volver a confiar y creer que con esfuerzo puede volver a resultar...fundamental es el perdon...te acorta el trabajo de olvidar...el verdadero amor todo sufre, todo lo espera, todo lo soporta...el amor nunca se acabará...cuando es "verdadero"...creo que estoy enamorada jajajaja
gracias, cariños

Anónimo dijo...

El dolor es agudo cuando quien comete el error o erra es alguien que amamos con todo nuestro corazón, pero por ende de la misma forma y fuerza con la que amamos así debemos perdonar y dejar que el agua pasada siga corriendo!!

Besitos... hermosa melodía de fondo ♥ !!

Tsunami dijo...

Afrontar la verdad, sea cual sea, es lo mas valeinte que alguien puede hacer y una vez echo, pienso que nos convertimos en alguine mucho mejores...

Bello amiga.

Un abrazo muy fuerte.

Pd.-Te llego!!

Alvaro y sus desvaríos dijo...

son fuertes esas puñaladas por la espalda
y que dificil a veces es ser valiente, respirar profundo y hablar lo que uno tiene que decir de frente.
pero da miedo
cuesta ser valiente, o hacerse el valiente

saludos ¡¡¡

Erika Contreras dijo...

Cuando cometemos un error grave, lo ideal es actuar con la verdad y la valentía que implica asumir las conscuencias de ese error. Es fácl decirlo, pero creo que debe ser una experiencia liberadora.
saludos
erika

arwen dijo...

...uno de mis defectos es que soy bastante rencorosa...(no es algo de lo que me sienta orgullosa)...y si hay algo que me parte en 2 el corazon son las caidas de los amigos...creo que la familia es distinto...con ellos no trabajas en la confianza eso se da por naturaleza con la familia...y aunque auno le duelas sus caidas...inevitablemete sabemos que el perdon vendra igual siempre...sin embargo con los amigos es distinto...invertimos tiempo en generar confianzas...vamos poco a poco abriendonos con ellos...por eso duele tanta cuando se caen y te hieren...me cuesta mucho perdonar...me cuesta mucho...

Lorena Sáez dijo...

Y duele mucho mas mientras mas cercana es la persona... lo importante es perdonar: no olvidar, pero si sacar el dolor.

Un abrazo... Lore en el trabajo de nuevo!!

Anónimo dijo...

La verdad es importante, aunque por mi manera de ser igual quedo con la pica y la rabia, las cuales me cuesta pasar. Perdono, pero siempre quedan en mi unas ganas locas de vengarme. Saludos

Los invito a que nos ayuden en la campaña para recolectar fondos para que nuestra amiga blogger Johanna pueda operarse. Los aportes se realizan en la cuenta 010-63-03751-2 del Banco del Desarrollo a nombre de Juan Pablo Ortíz Moreno.

Anónimo dijo...

Perdonar cuando te clava un puñal por la espalda una persona en la que tu confiabas, creo que tiene que ser un perdón interno, liberador. Pero nunca poner la otra mejilla, lo siento, el que te clava un puñal una vez es el culpable, pero si te lo clava dos veces el culpable eres tu. El rencor es como la mordedura de una serpiente, queda ahí la cicatriz, que cura, pero lo que mata es el veneno. Ese veneno es el rencor. Por eso yo que he sido traicionada algunas veces, una de ellas dolorosísima, perdoné interiormente, para que el rencor no me envenenase mi alma limpia, pero jamás volví a dirigir ni mi palabra ni mi mirada hacia ese ser maléfico, por supuesto jamás se disculpó, creo que se sintió hasta orgulloso, quien sabe. Ya no me importa lo más mínimo. No pienso tener ni una gota de rencor hacia ese ser dentro de mi. Ni siquiera eso se merece. Simplemente con el tiempo, la herida se transformó en una tremenda indiferencia. Como si nunca hubiese existido. Hoy soy muy feliz. El ni lo sé ni me importa lo más mínimo.